Google+ GRANDES ECOSISTEMAS
  
  
Mérida Yucatán

ppdsep2014

 

El PPD en México

 

experienciasexitos

 
Experiencias Exitosas
del PPD en México

 

portada

 
MEX/SGP/OP4/Y2/RAF/2009/10

Grandes Ecosistemas

 

Lagunar Costero

Las lagunas costeras son un rasgo fisiográfico conspicuo de la Península de Yucatán. Destacan por su riqueza biológica y su importancia social las rías de Celestún, de Lagartos y la Laguna Yalahau. De hecho todo el borde norte de la Península albergó este sistema hídrico derivado la elevación de la plataforma marina que disminuye la velocidad de la corriente costera, permitiendo el deposito de sedimentos, que después formarán dunas costeras, y el flujo subterráneo de agua dulce.

 El Gran Ecosistema Lagunar Costero definido, contiene una gran variedad de humedales. Destacando los manglares y los pastizales inundables. Son espacio de alimentación, descanso y reproducción de un elevado número de aves residentes y migratorias. Celestún, Uaymitun Ría Lagartos y Laguna de Yalahau son sitios donde anida, se alimenta y reproduce el flamenco mexicano.

Son también sitio de anidación de tortugas marinas y cocodrilos. Su vegetación es hábitat de numerosas especies animales endémicas algunas bajo consideraciones de protección especial.

La Duna Costera, que por si misma actúa como sistema, determina la existencia de las rías en la parte norte de la Península de Yucatán. De hecho la duna costera es el elemento crítico para la existencia de ellas.

La vegetación que se desarrolla en las dunas costeras que forman el borde litoral de las lagunas costeras, está compuesta principalmente por palmas, agaves, nopales, matorrales, pastos, bromelias y orquídeas. Está documentada la presencia 360 especies vegetales. Debido a las características del suelo destacan dos grandes comunidades de vegetación: la llamada pionera y la de matorrales. La primera crece en la zona de playa y dunas móviles, y la segunda en las dunas internas y fijas. En la región interna, en los bordes lagunares, se asocia con manglares y salinas naturales.  Algunas especies de palmas consideradas endémicas de la Península de Yucatán, están amenazadas o en peligro de extinción.

 Contenidas en la superficie definida para este gran ecosistema se encuentran ocho áreasa naturales protegidas: la Reserva de la Biosfera Los Petenes, las Reservas Especiales de la Biosfera Ría Celestún y Ría Lagartos, Las Reservas Estatales de El Palmar y Bocas de Dzilam, el Área de Protección de Flora y Fauna Silvestre de Yumbalám  y la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an.

La estrategia de conservación y desarrollo del PPD es la consolidación de las actividades productivas ya financiadas mediante la constitución de las Líneas de Financiamiento Acuícola, Pesquerías Sustentables, Investigación y Educación y Conservación. Esta última orientada principalmente hacia la elaboración o aplicación de Políticas Públicas que estimulen la participación comunitaria en el manejos de las áreas naturales protegidas.

 

 

 

Bosque Tropical Caducifolio

 

El Bosque Tropical Caducifolio, que contiene al menos 1053 especies vegetales, está ubicado en la parte noroeste de la Península, donde el clima, tipo Aw0, cálido y de sequía pronunciada, favorece su implantación. Se distingue por ser de especies arbóreas de talla baja, con copas cuyo diámetro sobrepasa, en ocasiones, su altura. En la Península de Yucatán pose una gran cantidad de endemismos vegetales.

 Esta asociación vegetal alguna vez cubrió el noroeste peninsular, salvo en los bordes costeros o en las áreas de transición donde la humedad proveniente del subsuelo es elevada. Por su ubicación, donde las condiciones climáticas son más convenientes para el establecimiento de las plantaciones de henequén, sufrió gran una devastación, que no permitió durante más de cien años la restauración de la secuencia sucesional que le es propia.

La mayor concentración de poblaciones humanas en la Península se alberga en dicha área.

Este Gran Ecosistema contiene al Bosque Espinoso, que se localiza en las áreas de menor humedad (BS0 y BS1), al norte de la Península. La altura del dosel varía según su composición y acceso al agua subterránea o de superficie, llegando a tener desde 4 hasta 15 metros de altura. Sus comunidades pierden casi totalmente las hojas durante cuatro meses del año.

Es difícil delimitarlo ya que se encuentra en manchones que se transforman paulatinamente en bosque tropical caducifolio, matorral o pastizal. En los últimos años su destrucción sido acelerado al ser utilizado para el ramoneo de ganado, en ocasiones a la vera misma de las rías.

Desde el inicio del Programa se han financiado iniciativas comunitarias para restaurar la cubierta vegetal, el desarrollo de la apicultura, tanto de abejas autóctonas como europeas, las artesanías y prácticas alternativas de agricultura. No obstante el gran número de proyectos financiados, el mayor impacto en la conservación y el desarrollo, se ha logrado con las recientes actividades orientadas a la producción de miel orgánica.

La estrategia de conservación y desarrollo del PPD en este Gran Ecosistema, es la consolidación de las actividades apícolas ya financiadas, mediante la constitución de una Línea de Financiamiento específica para este perturbado ecosistema, que se vincule con una Línea de Financiamiento Agrícola y Agroforestal, dedicada a la sedentarización de dichas actividades, al uso de energías renovables y a evitar la emisión a la atmósfera de gases que producen efecto de invernadero.

 

Bosque Tropical Subcaducifolio

 

 El Bosque Tropical Subcaducifolio está presente en los tres estados de la Península, desde su parte central, en el norte hasta la vertiente del Golfo. En general la cubierta vegetal es densa y cerrada, con dosel de altura variable entre los 15 y 40 metros. Usualmente solo un poco más de la mitad de las especies arbóreas en él representadas pierden las hojas, pero la mayor parte suelen deshojarse si el estiaje es prolongado.

Se han registrado 777 especies vegetales, 230 de árboles y arbustos de las cuales 14% son endémicas a la península y 10% de ellas poseen afinidad con las islas del Caribe. Comparte un gran número de especies con el bosque tropical subperennifolio y perennifolio.

Las concesiones forestales del Siglo XIX, que mantuvieron más de cien años actividades forestales puramente extractivas en grandes superficies y la sustitución de la cubierta vegetal por praderas artificiales, fragmentaron el Bosque Tropical Subcaducifolio del noreste de la Península.

En el área sur sureste de su ubicación original se encuentra localizada la llamada Zona Maya de los estados de Yucatán y Quintana Roo. Ahí, gran parte del área originalmente ocupada por esta asociación vegetal, es usada por las comunidades, no únicamente mayas, para las actividades agrícolas tradicionales a base de roza – tumba – quema. También algunas especies de árboles son usadas con fines maderables.

El continuo de mayor importancia se encuentra en el área suroeste de su distribución original. Para su conservación y aprovechamiento para el desarrollo sustentable de las comunidades, la estrategia del PPD es la consolidación de las actividades productivas ya financiadas mediante la constitución de las Líneas de Financiamiento Apícola Orgánica, Forestal Certificada (incluyendo manejo y aprovechamiento de flora y fauna silvestres), Agroforestal e Integración Productiva. Esta última orientada principalmente hacia la elaboración de Políticas Públicas que preserven la continuidad de la cubierta vegetal, mediante la coinversión para el establecimiento de cadenas productivas y enlaces biológicos y espaciales, entre los sitios donde la fragmentación es una amenaza inmediata.

 

Bosque Tropical Subperennifolio

 

 Este ecosistema, por la inmensa superficie que cubre, por su grado de conservación, por su valor biológico y económico y por su situación entre las reservas de la biósfera de Calakmúl y Sian Ka’an, es de importancia estratégica para el Programa. En los últimos cuatro años se han financiado 16 proyectos destinados a actividades apícolas, forestales, turísticas artesanales y agroforestales.

En la asociación vegetal que nomina a este Gran Ecosistema posee al menos 1115 especies vegetales. En ella se manifiesta una gradación por talla y dominancia.

 

 

 

CBM MEXICO CONABIO CONANP UNEP PNUD Mexico Banco Mundial FMAM Small Grants Programe

Mérida Yucatán